El Amor y el Maldito Sexo

Se supone que van de la mano estos dos conceptos pero no necesariamente, de hecho cuando están mezclados uno ya no puede distinguirlos claramente, el amor deja de ser amor y el sexo también deja de ser sexo y se convierten en otra cosa, llamémosle simplemente amor-sexo.

Cuando el sexo se hace bien, se hace como lo hacen los caracoles.El amor es algo que puede sentirse por cualquier persona... o cosa, y no me refiero a "amor a los objetos" como podría alguien decir "yo amo mi iphone, no puedo vivir sin él", no es eso, me refiero al amor que se puede sentir por una persona, por una pareja sentimental, por un hijo o un padre, ese mismo amor es posible sentirlo por un objeto, no es que esté bien, pero es posible.

El sexo, por otro lado, es algo que puede sentirse con cualquier persona... o cosa, y me refiero a lo que posiblemente el lector esté ya pensando: muñecas inflables, consoladores, etc.

Amor y sexo pueden tener existencias independientes, un hombre puede tener sexo con una muñeca inflable y no necesariamente amarla así como puede amar a una mujer de verdad y no tener sexo con ella. De hecho, ese tipo de amor donde no hay sexo es más puro.

El sexo es más divertido cuando no hay amor, cuando hay dinero o simple amistad como motivo del sexo es más interesante... para TODOS, inclusive también para los que ahora mismo piensan que no y diré la razón: cuando hay sexo con amor ya no es sexo sino como dije antes "amor-sexo", son cosas distintas.

Puede ser que el sexo con amor sea más trascendental o más "elevado" espiritualmente, pero definitivamente no es tan divertido como lo sería el sexo puro y ese es en sí el punto principal que quiero tratar en este escrito: cuando el sexo con amor se vuelve divertido entonces también se vuelve peligroso para el amor.

El sexo es capaz de destruir al amor en un abrir y cerrar de piernas.

Mucha gente confunde el amor con la atracción sexual y ciertamente si alguien no ha encontrado el amor entonces una buena pareja sexual lo puede sustituir adecuadamente, de ahí el dicho de que el amor dura mientras dura dura.

Sí es posible divertirse en el sexo con la persona amada, puede ser tan divertido como estar en un columpio, pero el sexo por el sexo y sin amor es tan divertido como una montaña rusa, no hay comparación.

No se me malinterprete, columpiarse es muy divertido, es una diversión suficiente, es alegre y es seguro.

El sexo con amor además de esa dosis de diversión trae otras cosas que el sexo puro no tiene, por ejemplo nos da la sensación de despersonalización, es decir, de ya no sentirse un individuo y de alguna manera ser un mismo ser con la persona amada durante ese tiempo, se disuelve el Yo por un momento y se crea el Nosotros.

Por cierto, la famosa canción, interpretada por José José, "Amar y Querer", creo yo que está al revés, casi todo lo que dice sobre el amar debería ser del querer y viceversa, por ejemplo dice "amar es sufrir, querer es gozar", es todo lo contrario, el que ama no sufre, el que quiere sí puede sufrir si no tiene aquello que quiere.

Es típico, no estoy muy seguro si pasa más en la vida real que en la televisión, que cuando una pareja quiere "avivar el amor" se inventan juegos sexuales. Si se trata de revivir el amor con sexo pues están condenados, el sexo puede tomar el control de la relación y sacar al amor de ella.

En una relación seria lo principal es el amor, el sexo es más como una consecuencia del amor, es una expresión de que todo está bien, es decir, si hay sexo seguramente hay amor, porque cuando el amor empieza a menguar el sexo lo sigue.

Ahora bien, como dije antes, el amor puede existir sin el sexo, se puede tener una relación seria de puro amor y sin sexo, pero es en realidad un desperdicio y no hay que ser desperdiciados.

El sexo debe de ser divertido y cochino, atascado y sucio, por eso muchos que "respetan" a su mujer se van con otras para poder hacer las cochinadas que no le quieren hacer a ella... o cuando menos eso dicen.

El sexo con amor no puede ser tan cochino, es decir, puede ser cochino como Dios manda, pero no tanto como uno quisiera y eso está bien, el asunto es que hay que verlo como es, es amor-sexo y no sexo puro.

Como dije, cada uno tiene sus ventajas y cada uno tiene su lugar, si confundimos sus lugares entonces el sexo dejaría de ser tan divertido como puede serlo y el amor puede dejar de existir.

El problema de querer tener sexo puro en una relación seria es que para empezar es raro y lo peor es que una vez superada esta "rareza" inicial empieza normalmente a quererse hacer cada vez más raro, más cochino y al fin y al cabo si estamos con la persona que amamos pues no podemos dejar de querer verla pura y el sexo cada vez más raro y más cochino (y más divertido) le irá quitando su pureza hasta que esté tan "manchada" que ya no la queramos.

El sexo tiene el efecto de una droga, como el alcohol, un par de cervezas hacen que te relajes, que todo sea más divertido, pero ya con más de 15 empiezas a hacer tonterías y después de 25 ya ni sabes lo que haces pero puedes estar seguro de que harás cosas de las que luego te arrepentirás.

Ahora que si es sexo pagado o de pura "amistad" pues entonces no te detengas, haz todo lo que a tu cochambrosa y sucia mente se le ocurra, pero eso sí, SIEMPRE que sea sexo seguro, el uso del condón es OBLIGATORIO, sea como sea y sea con quien sea, SIMPRE usa condón y si no hay pues ni modo, déjala pasar, oportunidades habrá muchas.

Mantén tu "borrachera" sexual tranquila si tienes una relación seria, aprende a decir "hasta aquí"; sexo estupendo lo encuentras donde sea, el amor verdadero es más difícil, no lo pierdas por caliente, no vale la pena.

  • Creado el
  • Visto: 17961