Presentación del Psicólogo al Niño

Lo siguiente es una propuesta de discurso de presentación que un psicólogo puede hacer a un niño al inicio de la terapia.

Está dirigido hacia niños de entre 6 y 12 años. Posiblemente para los niños de entre 10 y 12 años se tenga que modificar un poco sobre todo en los ejemplos ya que en esa edad ellos mismos dejan de considerarse niños.

Ir al psicólogo crea fantasías para todos, hay que aprovechar esto a favor de la terapia.Antes de iniciar, repetiré lo que en otros lugares he dicho “los niños no son estúpidos, son ignorantes”. Aquí la palabra “ignorante” quiere decir exactamente eso, que les falta conocimiento obviamente porque son niños y no han tenido el tiempo para adquirirlo, pero en eso andan y nos ganan a los adultos en curiosidad y capacidad de retención… lo único en lo que les llevamos ventaja es en el tiempo que hemos vivido.

Esta es mi propuesta de presentación como psicólogo ante un niño:

Hola!, me llamo Elmo Alanís, soy psicólogo. ¿Sabes lo que hace un psicólogo?

Un psicólogo te entrena para tener una mente más fuerte. Cuando las personas quieren tener grandes músculos y ser muy fuertes para poder levantar cosas muy pesadas, entonces van a un gimnasio, ahí levantan pesas y hacen ejercicio y con el tiempo se vuelven más grandes y fuertes.

Para ser más inteligentes vamos a la escuela, estudiamos español, historia, matemáticas y otras materias, entre más sepamos más inteligentes seremos.

Pero para tener una mente fuerte vamos al psicólogo. Ahora bien… ¿qué significa tener una mente fuerte? Una persona con una mente fuerte es alguien que sabe vencer el miedo, no es que no tenga miedo, también puede tenerlo, pero sabe vencerlo, el miedo no la detiene.

Una persona con mente fuerte se mantiene en calma frente a situaciones adversas, por ejemplo, ¿quién es su personaje de caricaturas o película favorito?, ese personaje se enfrenta a los malos y mantiene la calma, aunque lo tengan rodeado y sean muchos sus enemigos él no se pone a llorar, ese personaje se mantiene calmado y crea un plan de escape y entonces se salva.

Todos los héroes de las películas hacen eso, hasta hacen chistes de los personajes malos.

Una persona con mente fuerte también es alguien que defiende a los otros. Cuando ve que alguien necesita ayuda se acerca y lo auxilia, simplemente porque puede, porque es fuerte y eso hacen los fuertes, ayudan en donde los necesitan. Una persona que abusa de los demás, aunque parezca fuerte no lo es, porque necesita abusar de otros para sentirse fuerte.

Un psicólogo es como un entrenador, prepara a un niño para ser mentalmente más fuerte, para que no le hagan daño y sobre todo para hacer verdaderos amigos.

Ahí termina la presentación.

Por supuesto que sugiero hacer uso de ejemplos de personajes actuales y reconocidos por los niños y por supuesto que como psicólogo infantil se deben de conocer a éstos.

La idea en general es hacer una presentación positiva, es decir, no mencionar que el psicólogo sirve para que se “sientan bien”, porque se asume que ya ahorita se sienten mal o están tristes y serán vistos así por sus compañeros. Por el contrario, si el niño acude con la idea de ser MÁS fuerte, entonces irá con gusto, la fantasía latente es que en la terapia recibirá una especie de súper poderes y en cierto modo así será, porque en realidad se prepara al niño para controlarse durante situaciones en las que no hay un control, podrá hacer algo que otros, inclusive adultos, no pueden y eso es un súper poder.

Si algún niño dice “al psicólogo sólo van los locos”, se le puede responder algo como esto:

¿Y al médico sólo van los enfermos?,¿ claro que no!, al médico también vamos cuando estamos sanos, y vamos a que nos vacunen precisamente para no enfermarnos.

El psicólogo conoce la mente humana y puede curarla o hacerla más fuerte. En el caso de los niños se trabaja para hacerla más fuerte.

Ahí termina la respuesta.

Lo más importante es no mentirle a los niños, es más importante incluso que no mentirle a un adulto, el adulto cuando menos tiene más juicio como para valorar si lo que decimos es verdad o mentira, pero un niño creerá cualquier cosa que se le diga, así que hay que tener mucho cuidado.

La educación es lo que logra el desarrollo de cualquier país, como psicólogos al trabajar con niños somos parte de esta educación, así que la responsabilidad que tenemos es muy grande, estamos hablando aquí del futuro de una nación… realmente no se puede tomar a la ligera.

  • Creado el
  • Visto: 19011