Salmo 133

Lo escuchamos al abrir los trabajos llevándonos a un estado de gozo y contemplación porque nos habla de la fraternidad, de la unción como hombres en contacto con Dios y del trabajo.

1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
    habitar los hermanos juntos en armonía!

2 Es como el buen óleo sobre la cabeza,
el cual desciende sobre la barba,
la barba de Aarón,
y baja hasta el borde de sus vestiduras;

3 Como el rocío de Hermón,
que desciende sobre los montes de Sion;
porque allí envía Jehová bendición,
y vida eterna.

Escuadra y Compás del Primer Grado sobre el Salmo 133Existen múltiples interpretaciones de los versos, pero me gustaría empezar con la explicación literal, la cual dice que este Salmo trata del amor fraternal en general y así comienza, luego en el segundo verso nos describe cómo se siente la hermandad comparándola con un aceite que nos acaricia y nos refresca la piel, por último en el tercer verso trasporta esta sensación física al plano espiritual, al compararlo con el rocío que ocurre en una montaña considerada sagrada.

El buen óleo es el aceite de oliva, catalogado hasta estos tiempos como el mejor y más saludable, el cual se usa en una especie de bautizo que consagra a un hombre a la vida sacerdotal derramándolo sobre su cabeza. Este hombre muere al mundo material y renace en la Gracia Divina. En este Salmo inclusive se especifica la identidad de ese hombre, es Aarón, hermano de Moisés, quien hablaba con el pueblo interpretando las palabras de su hermano quien era el único hombre capaz de estar en la presencia real del Único Dios Verdadero.

La barba tiene un significado muy especial, es considerada como el instrumento de comunicación con la divinidad, es donde el hombre recibe las bendiciones de su Creador que bajan del cielo; así el aceite representa estas bendiciones y bajan desde lo alto de su cabeza hasta los pelos de su rostro donde este óleo es atrapado en su mayoría, pero algunas gotas escapan y bajan hasta el borde de sus vestiduras.

Hermón es una montaña cuya cúspide está la mayor parte del año cubierta de nieve, ha sido desde tiempos antiguos considerada como poseedora de una belleza divina, además de su cumbre desciende un rocío sumamente denso. Su excepcional belleza y este fenómeno natural antes inexplicable le daban su carácter de Montaña Sagrada.

He encontrado tres maneras de describir el monte de Sión, hay quien dice que el Monte Sión y la montaña de Hermón son lo mismo, que el monte es una parte de la montaña.

Otra explicación es que Sión es un concepto, Sión simboliza el centro espiritual, la ciudad de Dios, y está ubicado en Jerusalén.

La tercera explicación de Sión es que es un monte real con una ubicación física la cual describe una colina a las afueras de Jerusalén.

En la primera sería lógico suponer que el rocío de Hermón descienda sobre los montes de Sión ya que se encuentra en el mismo lugar, pero en las dos siguientes la distancia que los separa hace imposible pensar que sea el rocío de Hermón el que desciende sobre Sión, pero si interpretamos el rocío como una bendición, entonces sí es fácil verlo descender sobre el lugar donde los hombres dedican sus trabajos a la Gloria del Gran Arquitecto del Universo.

Jehová dijo “Hágase la luz” y la luz se hizo, y vio Dios que la luz era buena.

1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!

Un alimento delicioso es aquél que complace a todos los sentidos; la fraternidad en armonía la vemos en el orden del templo, la escuchamos en los trabajos, la sentimos en la Cadena de la Unión, la olemos en el Altar de los Perfumes y la degustamos en las masticaciones.

2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras;

Las bendiciones del GADU caen sobre todos nosotros, como hombres en contacto con la divinidad que somos, desde el mundo espiritual representado por la cabeza que apunta a la bóveda celeste y baja hasta el mundo terrenal, representado por nuestras vestiduras, es decir, nuestro mandil, símbolo del trabajo y objeto sagrado por consecuencia.

3 Como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sion; porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna.

El agua es arquetípicamente un símbolo de vida, cae en forma de rocío sobre la masonería que es Sión, dándonos bendiciones a todos los que la formamos y termina este tercer verso afirmando que se nos envía también VIDA ETERNA.

Constancia #2 tiene 111 años de vida, es más de lo muchos hombres llegan a vivir. Muchos Hermanos han estado presentes desde su fundación, algunos están ahora ausentes y otros ocupan su Columna en el Eterno Oriente.

Hoy somos y estamos, mañana no estaremos pero seguiremos siendo en nuestros Trabajos, porque la vida eterna le es dada al Taller, que al igual que los montes de Sión renueva su vida en cada ciclo anual, nueva vida nace y crece constantemente en los montes como nacen y crecen los hermanos de Constancia #2, cuyos Trabajos son constantes, dándole así a esta Respetable Logia Simbólica la VIDA ETERNA que el GADU envía.

  • Creado el
  • Visto: 13529