El Mejor Lugar en Logia

Al decir “el mejor” ya me estoy metiendo en un problema complejo, pues es prácticamente imposible definir lo “mejor”, basta con preguntar “¿lo mejor para quién?” para darse cuenta de que hay tantas definiciones como personas que respondan la pregunta.

Así que para ser prácticos estableceré a qué me refiero con “el mejor lugar en logia” y mi base será el objetivo comúnmente aceptado de la masonería que es alejarse de la oscuridad y obtener la Luz, además de considerar la comodidad de su ubicación física dentro del Templo.

Haré un repaso de los diferentes lugares y terminaré con la respuesta a la pregunta “¿Cuál es el mejor lugar en logia?”

El lugar del Venerable Maestro

Sillas de la R:.L:.S:. Constancia 2 en el Oriente de MonterreySin lugar a dudas, viéndolo desde el punto de vista del Aprendiz, el mejor lugar en logia es el del Venerable Maestro, sentado de frente su vista llega a todos los demás lugares del templo, posee control absoluto de todo cuanto acontece y es el primero y último en hablar.

Sin embargo, ese lugar a pesar de tener un asiento cómodo, debe de ser el más difícil lugar para estar, ya que la responsabilidad es mucha. La energía emana simbólicamente del Ara Sagrada, pero es el Venerable Maestro quien establece la fuerza y el ritmo de los trabajos, es también quien hace valer el protocolo y por lo mismo, quien debe fungir como “EL” ejemplo de nuestro comportamiento en logia.

No creo que el Trono de Salomón sea el mejor lugar en logia, cuando menos no lo es para quien no esté preparado, y como todo en la vida, uno no está preparado para nada hasta que ya se encuentra haciéndolo por un tiempo; entonces, cuando se está a punto de terminar es cuando se siente uno listo para empezar.

El lugar del Primer Vigilante

Físicamente tiene el peor lugar de todos, porque está alejado de Oriente y su visión es más limitada por la distancia. Simbólicamente se encuentra a Media Noche y sin embargo es también quien más cerca está del Sol, es decir, del Venerable Maestro.

Es el encargado de la Columna de Compañeros y su responsabilidad es también muy grande, porque de él depende que los futuros Maestros Masones sean en realidad Maestros en todo el sentido de la palabra.

No es un mal lugar, pero creo que hay otros mejores.

El lugar del Segundo Vigilante

Ciertamente es un muy buen lugar, ya que al estar en Medio Día también se tiene un control visual de todo cuanto acontece en el Templo.

Se tiene de frente a los Aprendices como un profesor tiene de frente a sus alumnos.

Su trabajo es guiar a los nuevos masones en su camino hacia el interior de cada uno, no precisamente acompañándolos, ya que ese camino se recorre individualmente, pero sí haciéndoles saber que, en primer lugar se puede lograr y en segundo lugar que vale el esfuerzo.

El Segundo Vigilante tiene a su cargo a los aprendices, lo cual debe de ser muy satisfactorio cuando los ve subir de grado, pero también puede ser desconcertante el ver que algunos abandonan.

Su trabajo es arduo porque le toca lidiar con las piedras brutas, y algunos podemos ser más brutos que piedras. No es un lugar fácil, es difícil poseer ese trono.

Habiendo cubierto los lugares de las tres principales luces, hablaré ahora de los puestos más llamativos a mi modo de ver.

El lugar del Maestro de Ceremonias

Es quien más activo físicamente se encuentra dentro del Templo, su actuar le otorga solemnidad a la tenida y sus funciones son muy diversas, debe de tener un amplio conocimiento de los ritos y estar atento en todo momento a las necesidades que se presenten.

Es un excelentísimo lugar desde mi punto de vista, pero tiene un defecto: dada la naturaleza de sus funciones, no permite poner atención real y constante a los trabajos presentados.

El lugar del Guarda Templo Interior

En pocas palabras, este lugar tiene el mismo defecto que el del Maestro de Ceremonias: atender la puerta del templo no permite escuchar adecuadamente los trabajos.

El lugar del Hermano Orador

Le toca la finísima tarea de dar la bienvenida a los visitantes y de calificar los trabajos, y si solo fuera eso sería un muy buen lugar, asumiendo, claro, que uno tuviera facilidad de oratoria, pero no es tan sencillo, el lugar del Orador lo ocupa quien tiene un extenso conocimiento del rito, reglamento, constitución y derecho masónico, tanto o más que el mismo Venerable Maestro, ya que él y sólo él tiene la facultad de corregirlo si tuviera alguna falta, por eso es también el Fiscal.

Posiblemente, dado este alto nivel de conocimiento que debe tener, el lugar del Orador sea de los más complicados dentro del taller, no cualquiera pudiera ostentarlo.

Uno de los principales valores masónicos es la igualdad, así que el mejor lugar en logia debería de ser accesible a todos, no sólo a los de mayor instrucción.

El lugar del Hermano Secretario

Además de preparar y leer el acta de las tenidas y de reportar el contenido del saco de proposiciones al Venerable Maestro, en apariencia no hace nada más, sin embargo, es probablemente quién más trabaja de todos los Hermanos.

Debe de llevar control de TODO cuanto sucede dentro del Templo y también de todo lo que ocurra fuera que tenga relación con el taller, como redactar planchas de correspondencia con otros talleres y organizar toda la documentación de cada uno de los hermanos para el control interno así como ante la Gran Logia.

Es mucho el trabajo y eso lo hace un lugar muy noble, pero hay otro lugar mejor.

El lugar de los Aprendices, Compañeros y Maestros

Aunque estén ubicados en distintas posiciones dentro del Templo, son básicamente lo mismo. En todos ellos se tiene más o menos la misma visión del templo, en todos ellos tenemos que tener el cuello torcido para mirar al Hermano que presenta un trabajo, pero en todos ellos podemos prestar toda nuestra atención a los mismos.

La diferencia la hace lo que podemos hacer después de presentado un trabajo.

Al aprendiz en algunas logias se le permite sólo escuchar, no puede hacer preguntas.

El compañero podrá preguntar y opinar, pero no está muy bien visto que contradiga, especialmente a los Maestros.

El Maestro puede preguntar, opinar y contravenir, pero no debe olvidar que es un Maestro y por lo tanto un ejemplo, así que debe de ser cauto y procurar que sus contribuciones ayuden al desarrollo interno de todos los presentes.

El lugar de los Maestros es muy bueno, pero insisto, hay uno mejor.

Entonces, ¿cuál es el mejor lugar en logia?

El mejor lugar en logia, es uno que ni siquiera tiene puesto, ni siquiera tiene un grado específico, es más, y con esto lo digo todo: el mejor lugar en logia, ni siquiera tiene silla.

  • Creado el
  • Visto: 3331