Sobre el cambio desde los disquetes hasta los USB

Aquellos que tienen más de 40 años recordarán, si les tocó ver eso, que había computadoras que usaban floppys, es decir disquetes suaves, que eran poco más pequeños que un disco de vinyl LP (los jóvenes tampoco recordarán eso de los LP's), pero los más comunes eran los floppys que eran del tamaño de los CD's actuales, guardaban medio mega de información y eso era muchas veces suficiente, se podía arrancar una computadora con un floppy y luego se ponía otro para abrir algún programa para trabajar o jugar.

8-inch-floppyLuego vinieron los disquetes, cuyos discos son del tamaño de los discos duros de computadoras portátiles, estoy hablando del tamaño en centímetros, en cuanto a capacidad les cabían 1 mega y medio (casi), esos sí los han de recordar casi todos, eran de plástico duro con una ventanita de metal que se abría y dejaba ver adentro el disco.

Había una cámara fotográfica digital de Sony, de las primeras que salieron, que guardaba las fotos en disquetes, tenía una unidad de disquetes integrada y ahí metía uno el disquete, le cabían como 100 fotos, que era bastante en aquel tiempo.

Sin embargo con el tiempo se empezó a quedar chico el tamaño de almacenamiento de los disquetes, los documentos de Word eran ya más grandes, las fotos al tener más resolución ocupaban también más espacio y pronto ya no fue suficiente un disquete para guardar nuestros trabajos, y eso para el común de la gente, porque en las empresas al manejar proyectos grandes desde hacía tiempo que un disquete era inservible, entonces una compañía sacó una alternativa, fabricaron una unidad especial y unos disquetes que eran de mayor tamaño (pero no tanto) y a los que les cabía 20 veces más, eran los famosos discos ZIP.

La ventaja de esos discos era su gran almacenamiento, la desventaja era que no eran precisamente muy rápidos y que igual que los disquetes no eran muy seguros, pero sabiéndolos cuidar duraban mucho tiempo.

Sin embargo también se empezaron a quedar chicos, además de que no eran baratos.

Los CD's eran una nueva tecnología que llegó al consumidor que podía usar para guardar sus datos, pero se podían guardar una vez y ya. Bueno, también estaba la alternativa de los CD's re-grabables, es decir, CD's en los que uno podía quemar música o lo que sea y luego borrar para volver a usar. La desventaja era que esos discos regrabables eran un poco más caros y que también no eran siempre muy confiables.

Hasta ahorita el mejor medio de almacenamiento es la memoria USB, tiene como ventajas que es pequeña, barata y de gran capacidad, las desventajas son que por la misma portabilidad las exponemos muchas veces en ambientes que no son buenos, como lugares con mucha humedad o directo al sol o hasta las mojamos un poco, sin embargo cuando menos mi memoria USB que traigo siempre al cuello ha durado y aguantado todo eso.

Lo malo es que las memorias USB no son para siempre, tienen un determinado número de veces que puede guardárseles información, es decir, guardar y borrar y volver a guardar que es limitado, una vez alcanzado ese límite la memoria no podrá guardar ni borrar ni un dato más; hasta ahorita no me ha tocado ver eso porque primero te compras otra memoria por el simple hecho de tener más capacidad o porque está más bonita, antes de que te gastes la actual.

  • Creado el
  • Visto: 13095