El Lenguaje Corporal

El lenguaje corporal se refiere a las expresiones de nuestro cuerpo que tienen un significado que puede traducirse en palabras. El ejemplo más fácil de entender son los gestos de insulto, existen muchos y cada cultura tiene los suyos propios y otros son comunes ya por el intercambio cultural que se da principalmente por la televisión.

Mostrar el dedo de enmedio como símbolo fálico expresa agresión, dice "soy más hombre que tú", aunque sea una mujer quien lo haga.Estos gestos de insulto se realizan principalmente con las manos y brazos, pero hay otros en los que se usa todo el cuerpo y normalmente son de naturaleza sexual agresiva... después de todo somos animales como cualquier otro en este planeta y el cuerpo expresa ideas sencillas y no hay nada más sencillo y primitivo que la agresión sexual.

Algunos primates como agresión a otros machos exhiben sus genitales, los humanos tenemos un gesto igualito pero simbólico y es "pintar un dedo" como se dice en México, es decir, mostrar el puño con sólo el dedo de en medio levantado. Y luego dicen que no venimos del chango, ¡somos igual de groseros!

Hay otros gestos que nuestro cuerpo hace de los que no somos tan conscientes, por ejemplo, cuando estamos hablando usamos ademanes, es decir, movemos nuestros brazos y manos para apoyar lo que estamos diciendo. Por ejemplo, cuando estamos hablando sobre algo que se tiene que hacer que requiere de mucha atención y cuidado es común ver que nuestra mano une los dedos índice y pulgar como diciendo "esto es algo pequeño y delicado" y precisamente el gesto lo que imita es a unas pinzas; este gesto lo hacemos sin detenernos a pensar que lo estamos haciendo, simplemente nos nace hacerlo.

Así como aprendemos a hablar desde bebés, también aprendemos a expresarnos corporalmente, sin darnos cuenta, simplemente lo hacemos por imitación.

Otro ejemplo de expresión del cuerpo que no pensamos al hacerlo es cuando queremos convencer a alguien de que estamos diciendo la verdad, normalmente extendemos nuestros dedos y le mostramos la palma de ambas manos, o sea, estamos parados frente a la persona con nuestros brazos caídos pero con las manos abiertas y las palmas dirigidas hacia la persona, a veces hasta las levantamos y mostramos las palmas mientras decimos "créeme, es cierto", este gesto quiere decir "puedes ver que no oculto nada".

¿Por qué el cuerpo hace esto?, ¿por qué se expresa sin que lo pensemos conscientemente?, pues bien, hay dos preguntas cuyas respuestas contestan esto, la primera es "¿por qué los perros se la chupan?", respuesta: "porque pueden", y la otra pregunta : "¿por qué canta el pájaro?" (sin albur) y la respuesta es que canta porque tiene un canto que expresar, simplemente por eso, no canta para que lo escuchen, porque inclusive canta solo también.

A nosotros nos pasa lo que a los pájaros, nos expresamos corporalmente inclusive sabiendo que con quien hablamos no nos está viendo, como cuando hablamos por teléfono, seguramente le ha pasado a usted, estimado lector, que al hablar por teléfono para dar indicaciones de cómo llegar a un lugar dice "vas por la avenida principal y das vuelta a la derecha en la calle 3" y hace el gesto con una mano de dar vuelta a la derecha, "hay un puente enseguida, lo pasas por debajo" y hace el gesto con la mano de pasar por debajo, "luego son 1, 2, 3 calles y das vuelta a la izquierda", y hace un movimiento con la mano remarcando las "1, 2, 3 calles" y luego el gesto de vuelta a la izquierda.

Yo me di cuenta de esto, que es tan obvio, porque una vez que estaba en una plaza comercial y recibí una llamada al teléfono móvil estuve hablando como por 5 minutos dando precisamente una dirección, al colgar, la persona que me acompañaba que me estuvo escuchando me dijo "eres la primera persona que veo dar una dirección por teléfono y que no mueve los brazos", "Ah, pues sí, ¿para qué moverlos si no me están viendo?" le respondí. Y es que trato constantemente de mantenerme consciente de los gestos de mi cuerpo, no siempre lo logro, pero eso intento constantemente.

Para mentir correctamente hay que mentir también con el cuerpo, sobre todo con el cuerpo, por eso es que no abundan los buenos actores, los buenos en verdad, porque no es fácil mentir con todo tu cuerpo y la actuación es al fin una mentira, se interpreta algo que no es.

Nuestro cuerpo se expresa para mantener una armonía con nuestra mente, al fin y al cabo son parte de una misma cosa, de nosotros. Somos mente y cuerpo y no siempre están de acuerdo, simplemente podemos recordar cuando hayamos estado a dieta, nuestro cuerpo dice "come, come, tengo hambre!" y nuestra mente dice "aguántate, estás muy gordo", pero en general el cuerpo trata de seguir a la mente y la mente al cuerpo.

Hay algo muy curioso, dicen que es IMPOSIBLE estar enojado mientras se juega al yoyo.

Por eso cuando tratas de hacer que una persona enojada se calme, lo primero que debes tratar es que su cuerpo tome una posición que no sea compatible con el enojo. La persona puede estar de pie y con los brazos cruzados o manoteando, esta posición es sintónica con el enojo, así hay que intentar que la persona se siente y no cruce los brazos o tenga oportunidad de agitarlos, se le puede decir "siéntate un momento y ten, tómate este refresco", ya sentado y con un refresco en la mano que le impida cruzar sus brazos o agitarlos su cuerpo cambiará de actitud y su mente pronto lo seguirá para mantener una armonía de ideas. La mente dice "si tú, cuerpo, no estás enojado a mí me cuesta estarlo sin tu ayuda, así que mejor me calmo también".

Esto quizá ya empiece a sonar como algo esotérico, de esas cosas locas que hay por ahí, no lo es, de todo esto se han hecho investigaciones serias.

Lo que sí es que también se sabe que no se puede interpretar siempre de la misma manera e invariablemente para todos los casos, hay que tratar de corroborar la interpretación con otro gesto o con el contexto y aun así nos podemos equivocar, pero sí sirve como una excelente guía porque en la mayoría de los casos acertaremos con la interpretación.

Por ejemplo, en Japón el gesto de "está loco" o "le patina el coco" que hacemos aquí en México que es con la mano cerrada y sólo el dedo índice extendido señalando a la sien y haciendo un movimiento circular en el sentido contrario de las manecillas del reloj, también significa "está loco", pero si el movimiento circular lo hacen en el sentido de las manecillas del reloj, entonces significa "es muy inteligente" o "su mente va muy rápido".

Aquí va un ejemplo de una mala interpretación de gestos: cuando estaba en la preparatoria, ya desde entonces leía libros sobre lenguaje corporal, había algunos en la biblioteca de la escuela y otros más los compraba en librerías, en fin, había un compañero de la clase de matemáticas que siempre traía las manos dentro de los bolsillos del pantalón, este gesto de tener las manos dentro de los bolsillos, totalmente adentro con todo y pulgares, se traduce como "no quiero estar aquí" ó "no quiero participar en esto". ¿Qué piensa usted, estimado lector, que ocurría en este caso?, un alumno en la clase de matemáticas que tiene en todo momento sus manos dentro de los bolsillos del pantalón y sólo saca una cuando tiene que agarrar un papel o escribir y luego vuelve a meter su mano en su bolsillo. Pues resultó que el compañero era manco, no tenía su mano derecha, tenía sólo el muñón y lo mantenía oculto siempre en el bolsillo de su pantalón y metía también su mano izquierda para que se viera igual. Un día que se descuidó y que yo lo estaba observando levantó de más su brazo derecho y dejó ver por un momento que no tenía su mano derecha.

Esto fue algo muy raro, pero así se dan casos, hay que tener cuidado al interpretar los gestos, debemos usarlos como una guía nada más para darnos una idea de lo que realmente pasa por la mente de las personas... o la nuestra.

Porque otro uso que podemos darle a este lenguaje corporal es para conocernos mejor. Podemos observarnos a nosotros mismos, observar nuestro cuerpo y ver lo que él está diciendo o lo que es lo mismo, qué es lo que traemos de momento en nuestro inconsciente.

En la terapia se usa mucho esto, ya sea que conscientemente el psicólogo esté observando el cuerpo de su cliente o bien quizá lo haga intuitivamente, porque si el cliente dice "me da mucho gusto que mi ex ya tenga otra pareja" y lo dice con los brazos cruzados y la boca apretada pues... usted qué cree, estimado lector, ¿tendrá en verdad mucho gusto?

La boca puede mentir, pero el cuerpo es más sincero.

  • Creado el
  • Visto: 25045